domingo, 28 de marzo de 2010

El hombre que plantaba árboles



Esta sencilla historia, escrita a mediados del pasado siglo, fue encargada a Jean Giono por una editorial norteamericana que le pidió que escribiese un relato breve acerca de un personaje real que fuese inolvidable. Giono escribió entonces “El hombre que plantaba árboles”, la historia de Elzéard Bouffier. Pero al no ser el protagonista un personaje real, la editorial rechazó el encargó, por lo que Jean Giono donó sus derechos de autor a todas las reproducciones. Su objetivo al escribirlo no fue otro que el de sembrar el amor a los árboles.

La historia ha sido ampliamente difundida en el mundo entero y ha sido traducida a trece idiomas. Lo que ha contribuido también a que se hallan hecho numerosas preguntas alrededor de la personalidad de Eleazar Bouffier y sobre de los bosques de Vergons. Si bien es cierto que el hombre que plantó los robles es un simple producto de la imaginación del autor; es importante aclarar que algunos atribuyeron veracidad histórica al relato ya que en ésta región se ha realizado un enorme esfuerzo de reforestación, sobretodo a partir de 1880.

Cien mil hectáreas han sido reforestadas antes de la Primera Guerra Mundial, utilizando predominantemente pino negro de Austria y arbustos de Europa. Estos bosques son actualmente bellísimos y han transformado el paisaje y el régimen de las aguas de esta región.


video

No hay comentarios: